jueves, 13 de noviembre de 2014

¡BoA vuela alto y segura!

Sao Paulo, SP, Brasil, Aeropuerto de Congonhas, son las 15h45m del 10 de marzo del año en curso. La manga que sale de la terminal aeroportuaria nos entrega al avión de Boliviana de Aviación –BoA. Finalmente voces bolivianas, Julio Montaño Jordán y Olivia Zambrana Herbas, jefe, y tripulante de cabina, respectivamente, nos reciben a los pasajeros con la calidez de la patria, es el vuelo OB-0737 de BoA. La nave decola imperturbable y se dirige rauda hacia el corazón mismo de Bolivia, la bella ciudad de Cochabamba; estamos en manos del Bondadoso Dios y Señor de los cielos, y la nave es conducida por expertos pilotos nacionales.

La cordialidad de la línea aérea no se deja esperar, a la hora de ofrecer a los pasajeros un variado y exquisito refrigerio hecho por manos bolivianas, el estado de ánimo se eleva junto con la ansiedad de entrar en cielo boliviano. Julio y Oliva, y el resto de la tripulación realizan viajes continuos, el desgaste físico y psicológico es enorme, pero ahí están ellos con una suprema amabilidad que va más allá de la obligación de su trabajo.

Tomo en mis manos la edición 40, del mes de febrero/2015, de la revista “Destinos” de BoA, la publicación llega a diversos puntos del mundo. Si bien el tema principal es el carnaval, la versatilidad de los artículos y notas presentadas, hacen aún más ameno el viaje.

La nave boliviana no parece ser de última generación, pero es segura y cómoda, lo necesario para un viaje de aproximadamente 3 horas. Sin embargo la calidad humana y la profesionalidad del personal de BoA, la colocan en un nivel altamente competitivo como las mejores líneas aéreas del mundo.

Del corazón industrial brasileño estamos llegando al corazón de la Patria boliviana en un aterrizaje intachable, perfecto, casi imperceptible. Los pasajeros nos disponemos a dejar la aeronave de BoA, ahí están nuevamente Julio y Olivia, son los rostros emblemáticos de la línea aérea boliviana, dando el adiós a cada uno de los pasajeros.

¡Nota a destacar por los recursos humanos de excelencia con que cuenta BoA: y también a la revista “Destinos”, por ser una fiel embajadora de Bolivia ante el mundo!

¡BoA vuela alto y segura!
Saúl D´avila Tórrez
(Periodista)
bolivianpublisher@usa.com